martes, diciembre 19, 2006

El extraño fenómeno Bangles

Hoy me gustaría destacar los primeros pasos de un proyecto ultracomercial, un grupo de chicas atractivas mundialmente conocidas por temas como "Eternal Flame", ese tipo de canción azucarada, sentimentalista y apta para todos los públicos que tantas almas sensibles conmueve y que llega muy arriba en las listas de ventas. Sin embargo, vale la pena recordar que al principio no eran así. Aunque parezca increíble, empezaron siendo un cultivado grupo de pop con un gusto exquisito y una gran habilidad para combinar sonidos psicodélicos y melodías a varias voces en canciones de apenas tres minutos.

Una de las mejores grabaciones realizadas por chicas.

Comenzaron en 1981, dentro de un movimiento musical de Los Ángeles del que ya hemos hablado, el Paisley Underground, resueltamente orientado hacia el pop de los años sesenta en una época en la que casi todo el mundo seguía las enseñanzas de Bowie y su pop de sintetizador de Scary Monsters. Su primer single, "Getting Out of Hand", es toda una declaración de intenciones: bajos y guitarras transportados directamente de los sesenta y brillantes y pegajosas armonías vocales. Posteriormente publican The Bangles, su primer EP, un compendio de canciones que se fijan en lo más granado del pop psicodélico, en grupos como The Byrds, The Beatles o Love. De aquí hay que destacar especialmente "The Real World", la mejor canción de esta primera etapa de las Bangles, con una guitarra Rickenbacker que deja un intenso sabor a Byrds y una deliciosa Susan Hoffs cantando una melodía enigmática, sazonada con sonidos de clavicordio y trabajadas armonías vocales. No hay más que ver el vídeo de la canción para comprobar la garra que tenían estas Bangles primerizas, repletas de entusiasmo y de amor a los clásicos:



"I'm in Line" habría aparecido en el recopilatorio Nuggets de haberse grabado en los sesenta, con su bajo a lo "Tax Man" de los Beatles y sobre todo esos increíbles juegos de voces -siento ser insistente, pero hay que remarcarlo-, en una canción repleta de belleza, con un sonido muy limpio. "Want You" es más enérgica, más Rolling Stones, lo cual da variedad al asunto y muestra la versatilidad de la que las Bangles disfrutaban en ese momento. También hay que hablar de "Mary Street", que vuelve a la psicodelia limpia, a varias voces, con una melodía más británica e infecciosa que las anteriores, igual de añeja y de hermosa. Motivos de peso para escuchar hasta la saciedad este EP, bastante difícil de encontrar.

Su primer disco, All Over The Place, de 1984, no sigue tan radicalmente como el EP anterior las líneas maestras del pop psicodélico, y hace un primer intento de ser accesible a un público más amplio, lo cual quiza le quita la distinción que tenían sus canciones anteriores. Sin embargo queda todavía un pop hecho con talento y, cómo no, algunos ramalazos disfrutables de sus anteriores tendencias sesenteras, como las guitarras a lo Byrds y a lo Beatles del disco "Revolver", el peculiar ritmo del bajo y las inevitables armonías vocales. Por este motivo, "Hero Takes a Fall" (canción que supuestamente habla de Steve Wynn del grupo Dream Syndicate) es un hit absolutamente radiable, menos áspero a las grandes audiencias, pero todavía huele sutilmente a sesentas. "James" es sencillamente gloriosa, una especie de tema a lo Buddy Holly pero actualizado, un caramelo pop sencillo y vitalista. En cuanto a "All About You", muy influida por los Kinks, es tremendamente fácil dejarse llevar por su tono nostálgico y especialmente, por esos juegos de voces. "Dover Beach" se lo toma con más calma, pero la melodía es igualmente encantadora y las guitarras mantienen un cierto espíritu psicodélico a pesar de los esfuerzos de producción por pulirlas y quitarles hostilidad para los oídos no acostumbrados. El referente de "Tell Me" son claramente los Beatles del Rubber Soul, la canción es un pop acelerado con acentos folk, con mucha clase y conocimiento de causa, pero al mismo tiempo accesible. "Restless" se retrotrae de nuevo al pop británico de las orillas del río Mersey. Y "Going Down To Liverpool", compuesta por Kimberley Rew (ex Soft Boys), es sencillamente una maravilla:



Pop campestre, voces y guitarras cristalinas, una melodía arrebatadora... la canción lo tenía todo para triunfar, menos la sarta de arreglos horteras y zafios que caracterizarían los siguientes discos de las Bangles. "He's Got A Secret" es otra muestra de amor a los sesenta y a los grupos de la invasión británica, con una estructura característica del brit pop genuino y con el mismo gusto por la melodía y por los juegos de voces que impregna todo el disco. Y hay hasta una canción hija de su tiempo, la pegajosa "Silent Treatment", pero en el buen sentido de la palabra: es decir, new wave de calidad, pop energético de altas revoluciones que recuerda mucho a lo que hacían por entonces grupos como The Beat o The Plimsouls. La conclusión la pone "More That Meets The Eye", un perfecto final con cuerdas, suavidad, más voces, más melodía, el broche de oro a un disco magnífico en su variedad, en sus referentes, en su espíritu pop de amplio espectro y exaustiva cultura, una pieza imprescindible en cualquier discoteca.

Desgraciadamente, todo acabó ahí. En el siguiente disco ya empezaron a meter mano Prince y otros productores que las orientaron hacia un sonido de radiofórmula con el que lograron el éxito masivo y mucho dinero. Se perdieron para siempre y más vale no tenerles en cuenta ese periodo, sino disfrutar de las canciones en las que fueron ellas mismas, de su estupenda aportación a las filas del pop de altos vuelos.

2 comentarios:

calinca dijo...

Será cuestión de ir indagando en esta fase previa de las Bangles. De momento, un interesante descubrimiento que hice varias semanas atrás: una de las ex-Bangles, Susanna Hoffs, versioneando un clásico de los Big Star: "September Gurls". He aquí el enlace a YouTube:

http://www.youtube.com/watch?v=MH6ANABwXZg

Por cierto, las Bangles hicieron también su versión (tal como dice la propia Hoffs en esta actuación). Juraría que vi el vídeo en YouTube, pero parace haber desaparecido.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo que haya sido un proyecto ultracomercial, no por lo menos desde el inicio, sino como bien lo señalas, un fantástico grupo de mujeres músicos de alto nivel. Además las Bangles están en actividad actualmente, haciendo giras y componiendo. Chequeen su último trabajo "Doll Revolution" de 2003 donde inevitablemente algunas composiciones vuelven a las fuentes tan bien comentadas aquí.

Gustavo, Córdoba Argentina