martes, mayo 29, 2007

The Leopards, la magia aún existe

El infinito placer de amar la música, de dejarse fascinar por sus imprevisibles ramificaciones y darse cuenta de hasta dónde puede llegar la pasión, tiene episodios particularmente felices como el que nos ocupa hoy. Hablaremos de The Leopards, cuatro tipos de Kansas City que en 1977 y, diez años después, en 1987, graban dos discos fundamentales, tan admirables tanto por las hermosas canciones que los forman como por su particular sonido. Imaginemos que cuatro locos se obsesionan con el Village Green Preservation Society de los Kinks y con todo lo que huela a la época más rica y original de Ray Davies. Me refiero a esas canciones con aroma a te de media tarde, a delicada y elegante composición inglesa con efluvios de la campiña, observaciones sarcásticas sobre la sociedad incluidas. Porque The Leopards fueron los Kinks después de los Kinks, y no sólo eso, sino que gracias a mantenerse fieles a ese libro de estilo lograron, paradójicamente, un sonido inconfundible, intenso, cálido y extremadamente íntimo.

Son los nuevos reyes de los discos perdidos. Kansas City Slickers, su primer álbum, hoy prácticamente inencontrable, es un tratado sobre cómo querer ser Ray Davies, conseguirlo y transformarlo en algo propio. El irresistible encanto de esta manera de hacer queda ya patente en "Road To Jamaica", entrañable, pegadiza, tierna, melancólica, es decir, todo lo que tenían las canciones de Ray Davies -también una voz idéntica a la suya, a cargo de Dennis Pash-, como si estuviera recién salida de las sesiones del Face to Face. "Mind of My Own" es una vuelta de tuerca al clásico "David Watts", sin olvidar los pianos saltarines, y "Dancing in The Snow" parece una de las extravagancias de Ray, casi de vodevil, y producto sólo de una mente experta que ha sometido sus neuronas a una sobredosis de discos de los Kinks. Con "57 Chevy" nos damos cuenta de que tanto parecido con el grupo de Ray Davies no es algo superficial, sino que lleva a alguna parte, porque The Leopards están trazando una atmósfera muy personal, deliciosamente anacrónica, y plagada además de melodías increíblemente hábiles y adictivas. De hecho, "Bugle Boy" es tan enigmática y tan fuera de parámetros que hasta parece escrita por Jaume Sisa. Y "Recess" podría estar entre "Dead End Street" y "Sunny Afternoon" en un recopilatorio de los Kinks. "Raggedy And Raggedy Ann" es en mi opinión la joya del disco, con esa rápida y entrañable, pacífica, casi folk melodía, mandolina incluida, una estupenda canción que cierra un espíritu originalísimo, el cual mezcla a los Kinks y un tono campestre y de fogata nocturna.

Un disco esencial, con una personalidad abrumadora, voluntariamente fuera de toda onda y, por consiguiente, injustamente ignorado desde su misma aparición. De este disco tan cercano y mágico es muy fácil enamorarse, pero no obstante, como ya se ha dicho, diez años después The Leopards publican Magic Still Exists, su obra maestra, una joya del pop y referente absoluto, aunque completamente desconocido.

Descomunal, gigante, pero a pesar de todo humilde, Magic Still Exists destila belleza, ternura, los inevitables giros a lo Kink y una fuerza inigualable a la hora de emocionar con canciones sencillas y dotadas de una sensibilidad que desarma por su pureza. A pesar de todo, la canción que abre el disco, "Block Party", engaña, porque es muy rock, de hecho no parecen ellos, y enseguida "Back on The Track" nos demuestra que las cosas no sólo no han cambiado, sino que se han hecho mejores. Excelente pieza, digna de la pluma más inspirada de Ray Davies, a quien ya no sólo rinden homenaje sino que lo toman como forma de vida y lo igualan. "Empty People" es puro, nuclear, incorruptible pop británico de los 60, viene de allí, se ha obrado el milagro, el tiempo se ha derretido y todo es posible. ¿Y "Last Night"? Pues otro clásico del mayor de los Davies, sólo que no lo ha escrito él y que es el ejemplo paradigmático de hasta qué punto puede emocionar la sencillez. Ni siquiera "Harleans House" pierde el carisma, con esos coros a lo Beatles y unas melodías firmemente trazadas con sus cambios sutiles, delicados, melancólicos, dolorosos en su belleza.

Es fácil detectar cuándo un grupo está haciendo algo grande, porque sus discos se desarrollan prácticamente sin altibajos, como si se tratara de un espadazo que al terminar nos deja temblando. Esto es lo que experimentaremos con "Psychedelic Boy", que viene a ser el mejor McCartney, el mejor Ray Davies, el mejor Pete Dello, el mejor todo de todo dentro de la tradición del pop exquisito. "It Can Happen To You", otra maravilla, con una introducción de mandolinas en espiral que directamente derrite, y una construcción perfecta y de estribillos poderosos, genialmente acompañados por una guitarra de goma. "Waiting" es una genial aproximación a un estilo más bien de la nueva ola, no tan personal pero igualmente talentoso, algo de lo que parece participar también "Crying". "Dusty Treasure" es uno de esos instrumentales que no están de más, que son tan buenos como cualquier otra canción y que nadie en su sano juicio excluiria del disco (¿os suena "Is This Music", de Teenage Fanclub?). Y "Maggie Lane" es el canto del cisne, una canción trabajada, más compleja pero con los referentes igual de claros que las anteriores, de desarrollo inquietante (acaba con una explosión) e ideal para cerrar un disco de esa altura.

Grandes, honestos, unos clásicos desconocidos que os invito a que formen parte de vuestra colección desde ya mismo. Si nunca habéis escuchado a The Leopards, os propongo que descarguéis la siguiente canción (cara B del single "Psychedelic Boy") y digáis en los comentarios qué os parece:

The Leopards. "If You Come Back To Me"

Y puesto que se trata de discos muy difíciles de encontrar, a continuación pongo los enlaces correspondientes a los dos (también están en e-mule, por cortesía de la fantástica 1 poco de música):

The Leopards. Kansas City Slickers
The Leopards. Magic Still Exists

13 comentarios:

Burbuja dijo...

Impresionantes!!!
No les conocía, muchas gracias por los enlaces...

Un besito.

Marlon Brandy dijo...

Es una lástima la calidad de sonido del primero, porque aún sonando así esta mañana ya me ha hecho cosquillas...
Y del segundo qué te voy a decir... una maravilla que no conocía y que intuyo que no me va a soltar en mucho tiempo. ¿La batería es demasiado buena quizá? No sé, hablo de Empty People, por ejemplo. Un tacto más 60's (quizá sea cosa de la producción, sí) habría sido ya definitivo.

Gracias por la molestia de subirlo!!

carrascus dijo...

"La magia todavía existe" fue uno de mis discos de cabecera durante algunas semanas (lo reconozco, soy voluble) pero se había quedado bastante olvidado hasta que he leído tu post. Me ha sabido muy bien el reencuentro. Gracias.

Por cierto, hace poco estuviste hablando de Sloan; en las revistas inglesas de junio vienen referencias al disco nuevo que sacan, "Never hear the end of it". La verdad es que no lo ponen demasiado bien. Dicen de él que se compone de 30 canciones dispuestas de forma que creen una atmósfera como la de la cara B del "Abbey Road", pero que desgraciadamente tiene más reminiscencias de Ringo que de Lennon & McCartney. Dicen también que un control de calidad algo más estricto le hubiese sentado mejor, pero le reconocen cinco o seis buenos momentos de todas formas.

Mr. Glasshead dijo...

Burbuja: me alegro mucho de que te hayan gustado. Un beso!

Marlon Brandy: cierto que la calidad del primero es malísima. Espero que algún día a alguien le dé por reeditarlo. En realidad no los he subido yo, llevaban ya tiempo en rapidshare y parece que no caducan!

Carrascus: a mí me encanta ese disco de Sloan, la verdad es que me gusta mucho. A mí me parece muy bueno, aunque aún tengo que darle más escuchas. No me ha decepcionado en absoluto. Sí es cierto que en todos los discos de Sloan siempre se cuelan canciones que no llegan ni de lejos al nivel de las mejores.

lron dijo...

Enhorabuena Mr. Glasshead (aka Bofifa). Precisamente llevaba un par de meses dandole vueltas a escribir algo para Power Pop Action! sobre los ab-so-lu-ta-men-te geniales LEOPARDS pero me costaba un huevo abordarlos. Se lo merecían por lo buenos y desconocidos que son. Tu ya has ayudado a que se conozccan un poco mas.
Gracias, he dusfrutado un montón leyéndolo.
Luis

Luis dB dijo...

... No podría estar más de acuerdo... Enhorabuena, les has hecho toda la justicia a dos discos enormes...

saludos,

luis

Anónimo dijo...

Pues sí: yo los descubrí gracias al gran Juan de Pablos, y fue una suerte enorme encontrar al poco tiempo el vinilo en Granada (será que sí, que la magia todavía existe...).
Por cierto, y dentro del universo "como si" de los Kinks, atención al disco de los Westminster Abbey, 'Under The Weather: más magia raydaviesiana.

Saludos dandies,
Manolo Martos.

icheyenne dijo...

Acabo de descubrir este excelente blog. Enhorabuena!!! Es una verdadera gozada comprobar vuestro buen gusto y leer unas reseñas tan interesantes.

Me ha enganchado especialmente esta entrada de los Leopards, pues les tengo desde hace mucho tiempo en el punto de mira (por culpa del arriba firmante, jeje) y no les he podido hincar el diente (gracias por el enlace, aún así uno seguirá buscando una copia original de, al menos, Magic Still Exists...). Una verdadera gozada!!!! Otro de esos tesoros ocultos que merecen una reedición en toda regla y un reconocimiento mayor.

Saludos y a seguir así!!

Iñaki

mr_pleasant dijo...

Magic still exists es un disco fabuloso. La magia del mejor pop de los 60 está ahí 20 años más tarde. Siempre me sorprendió que unos americanos sonaran tan próximos a los Kinks más británicos.

Sencillamente fantástico. Un gran sorpresa saber que estos tipos tenían otro disco que voy a devorar inmediatamente.

Saludos !

SWINGINGLONDON dijo...

Que ilusión da ver algo de los leopards en una web española!!
Es uno de mis grupos favoritos. Tengo el placer y el gusto de tener sus dos lps así como dos eps que grabaron en los 70 (en el sello moon, como el lp).

Aun recuerdo aprox en el 87, estaba con mi hermano en la desaparecida tienda Emily Discos, junto con el staff de Emily (Manolo y Emilio) y acababa de llegar como novedad el magic still exists, y la verdad, nos quedamos de piedra. Un disco que crecía a medida que se sucedían las escuchas, y desde entonces se convirtieron en favoritos de la escena garagera de los 80, junto a otros como los Optic Nerve.

homerico dijo...

Dios mio Los Leopards nada menos!!!!!

El 'Magic still exists' es un disco tremendo, perfecto, sublime. Sin embargo, hay mucha gente que nunca ha oido hablar de este grupo, y en Internet por lo que veo tampoco hay información apenas.

En la zona de Castellón, y al menos entre un cierto grupo de gente que a finales de los 80 nos encontrabamos en nuestra mas tierna juventud, era relativamente conocido, muchos años después incluso tuve la suerte de poder descargarmelo en mp3 a traves del Soulseek y así seguir incluyendolo en mis Cd's.

Gracias por el dato, desconocia que tuviesen otro LP. tratare de conseguirlo

Anónimo dijo...

Buenisimos, acabo de instalar otra vez mi viejo tocadiscos, y el primer lp que puse fue el magic still exits y me puse a bucear algo sobre ellos, os encontre a vosotros y aqui va este breve comentario, viva la buena musica, un saludo

Alex dijo...

Conocí a éste grupo hace un monton de años gracias a la hermana menor de mi mujer. Llevo media vida tocando en varios grupos y me considero más heavy que las tachuelas de Rob Halford , pero si de algo puedo presumir es de reconocer la buena música en cuanto la escucho...y éste álbum es uno de los pocos álbumes de pop que me han llenado.