martes, enero 23, 2007

Cómo empezó todo

En mi caso fue cuando tenía ocho años. Un día, mi padre puso un disco con una carpeta que me fascinaba. De colores tan vivos, con esas caras recortadas y los uniformes estrafalarios... Lo cierto es que no esperaba lo que empecé a escuchar. Anteriormente, de vez en cuando mi padre ponía canciones que me gustaban, aunque siempre me daba cierta vergüenza admitirlo. Ésta fue la primera vez en la que no sólo lo reconocí, sino que me hice fanático. Eran los Beatles, y el disco, el Sgt. Peppers' Lonely Hearts Club Band. Fue el salto con el que dejé atrás definitivamente los discos de música infantil. Al llegar del colegio, inmediatamente pedía que me pusieran ese disco. Era una maravilla, tanto el comienzo en el que una canción se mezclaba con sonidos de aplausos y ruidos de una banda, como esas explosiones repletas de instrumentos y con unas melodías preciosas, y hasta canciones que parecían indias.

El disco de los Beatles me marcó, para mí equivalía a acceder a un mundo misterioso pero también bello, divertido, las sensaciones que me asaltaban al escucharlo eran indescriptibles. Empecé a escribir redacciones en clase sobre los Beatles, a pedir los vídeos de sus películas para mi cumpleaños, a absorber como una esponja toda su etapa de pop psicodélico. Pero las cosas no acabaron ahí. A veces, cuando mi padre me llevaba en coche, ponía unas cintas con unas canciones muy alegres que me despertaban el mismo tipo de entusiasmo indefinible, una especie de enamoramiento abstracto que me hacía ser feliz en el momento en que las escuchaba o las recordaba. Ante mis preguntas, me dijo que era un recopilatorio de las mejores canciones de los Beach Boys. Ya tenía otra referencia que añadir a mis descubrimientos. Con el paso de los años, cuantos más grupos conocía, más consciente era de dónde me había metido.

Una vez se entra, la música es una pasión que permanece viva para siempre, es imposible perder el interés por ella. De niño me enamoré de aquellas canciones por su simplicidad e inmediatez, y actualmente las disfruto igual, quizá de una manera no tan pura, porque las canciones que se descubren hace años cambian con el paso del tiempo, y cuando se han escuchado algunos discos más, se ven de otra manera. Se tienen entonces en cuenta cosas como las influencias, a qué recuerdan, qué rastros de otros músicos hay, y esto es algo que las renueva continuamente y que hace que vayan "renaciendo" a lo largo de la vida, acompañando distintos momentos personales, haciéndose parte de la experiencia personal más íntima.

Hoy quería rendir un homenaje a esos discos que cambiaron nuestra forma de ver las cosas, que fueron esa especie de billete a un universo fascinante. La música se disfruta siempre, pero estos primeros recuerdos merecen ser enmarcados. Así que sólo me queda por preguntar: ¿cómo empezó todo para vosotros?

11 comentarios:

Eclipse dijo...

Mi forma de ver la música empezó con el grupo Pink Floyd. Precisamente por la pasión que siento por la formación siempre me gusta desmarcarla del resto de música. Si tengo que hablar del disco que me abrió los ojos ese no es otro que "The Division Bell". A partir de ese trabajo empecé a informarme sobra la banda, sobre sus discos y sus significados. Cuando yo hablo de música no lo hago de Pink Floyd, porque es algo a parte, lejos de la objetividad. Ni aunque haga un listado de los 10 mejores discos de toda la historia pondré uno de Pink Floyd, porque sencillamente no podría poner sólo uno.

Ellos me abrieron la puerta a un mundo fascinante, me enseñaron que escuchar música puede no ser un complemento a otra actividad, que puede ser una actividad propiamente dicha. Gracias a Pink Floyd puedo pasarme tardes enteras (y podría pasarme días) sólo escuchando música.

Un saludo.

GRITOS EN EL CINE MUDO dijo...

yo empecé por.....elvis y el rockabilly!!! A lo loco, de forma compulsiva. De ahí pasé a los sonidos delos 60, el doo wop, los grupos instrumentales...hasta que un dia conocí siesta records y me inicié en el mundo del indie pop (Sarah records...)... y así hasta no parar.
Aunque nome dedique a ella la musica es mi vida y sobre todo los DISCOS que colecciono de forma compulsiva

Bofifa dijo...

Eclipse: me hace gracia que digas eso, porque aunque el lugar que para ti ocupa Pink Floyd en mi caso son los Beatles, a los 14 años atravesé una etapa de obsesión absoluta por Pink Floyd. El primero que me fascinó fue The Dark Side of the Moon, especialmente la canción "Time", para luego pasar a Wish You Were Here, Animals, etc. Lo escuché todo menos el primero, que descubrí bastantes años después, cuando ya estaba más metido en la música de los 60. Y volví a alucinar, porque en mi opinión, con respecto a los discos posteriores, son como dos grupos distintos (está claro que la baja del genio Syd Barrett influyó totalmente).

Gritos: pues creo que tuviste mucha suerte al empezar por eso, tendrías una base muy sólida cuando empezaste a escuchar otras cosas. Yo tardé bastante en interesarme por la música de finales de los 50 y en poder disfrutar su pureza. En mi caso, la colección de discos también es una especie de pulsión necesaria, y un problema por el espacio y por el dinero, jeje (mis amigos tiemblan cuando digo aquello de "espera un momento, voy a echar un vistazo rápido a esa tienda de discos").

360º de Separación dijo...

jejejeje, lo mío es hoy día casi inconfesable, empecé en la música gracias a Queen, los primeros diez discos (o cinco, o siete, no sé) que me compré fueron los publicados hasta aquel momento por el grupo británico :-))))

Después, un buen día, esperando en mi turno en el oftalmólogo decidí bajar al kiosko a por una revista que me entretuviese, y descubrí uno de los primeros números de Ruta 66 que me abrió los ojos, casi literalmente, a un nuevo mundo completamente desconocido para mí. Gracias al Ruta conseguí una base imprescindible de sonidos Pop 60's, Punk, Power Pop que considero la EGB de una instrucción musical....que todavía sigo afianzando. Después, a finales de los 80's, me introduje en eso que llaman C-86 y en general el Indie Pop británico.....y por ahora sido centrado en eso y más ampliamente con todo aquello que huela a melodía edulcorada y pristinas instrumentaciones. En fín, como es lógico si tuviera que enumerar las diversas fases por las que he pasado (musicalmente hablando), estariamos aquí toda una tarde, pero con lo comentado creo que está lo básico.

De todos modos, considero que lo que verdaderamente soy es un comprador compulsivo de discos :-)

Saludos,
Manuel Soleado

Red River dijo...

Soy el hermano mayor, que lo único que podía escuchar de su padre era Wagner (aún hoy adoro las walkirias).
Pero descubrí unos singles de blandibub pop que había dejado mi tía, casi todo español. Mmmm, eso era distinto. Pero no llenaba.
Hasta que un día,..., joder, Zeppelin, Deep Purple y AC/DC. Sí señor, aquello sí. Y ,hala, a comprar el Popular 1.

Pero un compañero de clase, al verlo, se quedó impresionado porque la tontería que se escuchaba habitualmente en el colegio no daba para lectores del Popu.
Me dijo, compra Vibraciones (da ahí nació el Ruta 66 años después, tras una etapa Rock Espezial), ahí tienes otro rock.

Y ahí ya caí, entrando por el rock americano, de Springsteen a la Velvet, de Richard Hell a la Creedence, y todo ese conocimeinto enciclopédico que aspiraba tener (y nunca tuve).

He llorado tantas veces oyendo una canción, me he reido y creido el rey del mundo, que no puedo vivir sin ellas. Necesito que rasguen, que duelan y curen.

Anónimo dijo...

Yo empecé ,por escuchar (lo que oian los llamados "porreros")..en un pub cercano, eran finales de los 70s..y oi el satisfaction "MARCO MI VIDA",de ahi a conseguir Y "DEVORAR" todo lo que caia en mis manos de los STONES,que me llevaron a los Beattles(QUE YA LOS CONOCIA),Doors,Kinks,Queen,B.dylan,etc etc Pink Floyd( los conocí por un primo que trabajaba en amsterdan,y era super fanático de P.Floyd)a principios de los 80s.tenía 13 años,a raiz de conocer a P.FLOYD, tuve una época que devoraba todo del Rock sinfonico,llegó GENESIS,KING KRIMSON,EMERSON LIKE AND PALMER,MIKE OLDFIELD(ME DEVORE DESDE EL TUBULAR BELLS,HASTA EL PLATINUM,TODA SUS LPS),DESPUES pasé otra vez con la Creedence,velvet underground,hasta los Simple minds mis adorados U2,WATERBOYS,GUNS AND ROSES,L.ZEPPELIN ETC.ETC..Y Ahora vuelvo a mis origenes..mucho STONES,Neil YOUNG.ETC .PERO AMI EN ESA EÉPOCA LA REVISTA QUE ME ENCANTABA ERA EL POPULAR UNO..(Y SOBRE TODO LAS CRITICAS DE CESAR MARTIN ME GUSTABAN MUCHO), ERAN LOS PRINCIPIOS DE LOS 80S, AHORA YA ESTOY EN LOS 40 AÑOS ,!! pero sme encanta la música. saludos!!

Bofifa dijo...

360º: siento mucha curiosidad por el C-86 y tu web es una perfecta manera de adentrarse en el asunto. Yo no estoy muy puesto en el tema, me queda mucho por escuchar en ese sentido. Pero en general, como a ti, siento interés por todo lo que contenga guitarras cristalinas y hermosas melodías sin complejos.

Red river: me quedo con tu último párrafo: "He llorado tantas veces oyendo una canción, me he reido y creido el rey del mundo, que no puedo vivir sin ellas. Necesito que rasguen, que duelan y curen." Efectivamente, ahí plasmas lo que siente cualquiera que ame la música, es imposible vivir sin ella o desprenderse de esas experiencias tan inabarcables. A mí hay muy pocas cosas que me llenen tanto.

anónimo: sobre los 15 años yo también pasé una etapa de rock progresivo, me encantaba especialmente el disco de Emerson, Lake and Palmer, "Pictures at an Exhibition", para mí ya es algo especial aunque ahora sí veo esos defectos de virtuosismo barato, pero me da lo mismo, tiene un valor más allá de lo musical para mí.

alex dijo...

Hola, yo al ser el hermano pequeño de un hermano megalomano, fui hasta los 20 años mas o menos siguiendo su estela, es decir, muy al principio algo de sinfonico (Genesis, Camel, Supertramp, Elo...) luego en los primeros 80 rock americano (REM, Long Ryders, Green on Red...) garage (Chesterfield Kings, Miracle Workers, Husker Du...)hasta que alla por el 88-89 descubri el indiepop y me enganche definitivamente a la compra y escucha de musica en general e indie en particular. A mediados de los 90 hubo bajon y ahora con internet estamos otra vez de subidon. Pero se puede decir que no hago ascos a ningun tipo de musica exceptuando flamenqueo, clasica, heavy y bisbaladas.
Saludos

Elena dijo...

Buenas, gracias por dejar un comentario en mi blog. Esta visita me ha dado a conocer a otra página dedicada a lo que más me gusta: la música.

De pequeña mi pare ponía discos de Pink floy o de Creedence Clearwater Revival así que supongo que ése fue el gérmen.

Aunque la cinta lo cambió todo fue el Avalancha de Héroes del Silencio. Sí, yo no era ni adolescente y eso, eso, que encima podía entender me llamó la atención.

Saludos

calinca dijo...

Mis padres no tenían discos, ni siquiera tocadiscos. La primera música que recuerdo eran las cintas que escuchaban mis hermanos mayores o los discos de los hermanos mayores de mis amigos. Ahí descubrí a Joy Division, Sex Pistols, The Clash, Devo, etc. Pero mi verdadero bautismo pop vino a mediados de los ochenta, cuando empecé a comprar vinilos por mi cuenta: The Smiths, Echo and the Bunnymen, The Cure, The Bodines, Monochrome Set, etc., todo muy de la época. Curiosamente, la música de los setenta (incluso de los sesenta) la estoy descubriendo recientemente, y está valiendo mucho la pena. Ni que decir tiene que gracias e este blog me estoy enterando de cantidad de grupos y músicas que apenas conocía. Es muy de agradecer.

el chico del desvan dijo...

Curioso post. En mi casa mi madre era aficionada a la "música" (Jose Velez, Camilo, Nino...) Era lo que había. No se en que emisora de radio de la época escuché un tema que se llamaba "Sir Duke" de un tipo ciego que se llamaba Stevie Wonder. Tras semanas de abrasar el single (con aquella flechita de "Nº 1 en Usa", que recuerdos) algo me movió hacia la cara b del single. Se llamaba, se llama, "He´s misstra Know it all" pensé que iba a morirme allí mismo y supe en el momento que amaba la música, que la sigo amando y que la amaré por siempre. Luego los años me llevaron hasta mi lucidita colección y también hasta este blogo, pero en el principio fue el verbo. Soul man.