jueves, enero 18, 2007

Dion, "Runaround Sue"

Hoy quería escribir algo sobre el doo-wop, un estilo que inundó las emisoras de radio a mediados de los 50 y que era un prodigio de armonías vocales y de melodías directas. Lo que me llama la atención de estas canciones es su gran inmediatez, es una música blanquísima, sin ninguna otra pretensión que gustar y poner el vello de punta con un sostenimiento rítmico vocal (de ahí su nombre). Al escuchar una de estas canciones inmediatamente la asociamos al imaginario de esas películas sobre los años 50 en Estados Unidos, con Cadillacs enormes y brillantes, hamburgueserías, institutos y bailes de fin de curso (nació como música para los jóvenes), y es que en realidad fue así al menos hasta 1963, cuando The Beatles prácticamente borraron el estilo del mapa. Por otro lado, sus baladas cristalinas y adolescentes dejaron una huella enorme en toda la música californiana, en grupos como The Beach Boys o Jan and Dean, que incorporaban normalmente la energía del rock, pero que cuando más blandos se ponían eran doo-wop en estado puro.

Surgieron infinidad de grupos, muchos de ellos de fama efímera (The Penguins, The Five Satins, The Silhouettes, etc.), y también, en 1956, la canción de Frankie Lymon & The Teenagers, "Why Do Fools Fall in Love", un hito absoluto que prefiguraría el prototipo de canción adolescente y sofisticada desarrollado más tarde por productores como Spector o los grupos de chicas. Pero mi álbum favorito de este estilo lo grabó el italoamericano Dion Dimiucci, directamente venido del Bronx, en 1961, y se titula Runaround Sue. De hecho, la canción que da título al disco es un gancho espléndido a la oreja, una de esas canciones enamoradas y que enamoran con un chorro de voz extraordinario que se quiebra para emocionarnos.

Las melodías ingenuas y adolescentes prosiguen con "Somebody Nobody Wants", mientras que "Dream Lover" parece una especie de rock a lo Buddy Holly, amable, inocente, pegadizo. "Life is But a Dream" es una de esas baladas del doo-wop en las que más claramente puede verse cómo influyó el estilo en la primera etapa musical de Brian Wilson. "The Wanderer" y "The Majestic" son otros dos singles directos en los que se expresa un doo-wop algo más duro, más tamizado por el rock. "Runaway Girl" ofrece sensibilidad y delicadeza, con ese teclado inocente, mientras que "Little Star" sigue asombrando con esa capacidad para desarrollar canciones que alcanzan directamente el corazón, encantadoramente irresistibles, y lo mismo puede decirse de "Lovely Word", chorros de melodía lanzados felizmente hacia un enorme cielo azul. "In the Still of the Night" es otra balada romántica y nostálgica, y "Kansas City", un antiguo rock de Leiber y Stoller para acentuar ese sonido más endurecido que busca Dion. Sin embargo, el disco termina con una de las múltiples joyas que nos regaló la dupla Goffin/King, una canción melancólica, hermosa y elegante con arreglos de cuerda que arañan por dentro.

El enorme final le da un valor añadido a un disco cuya inocencia y encanto pop nos acompañará para siempre desde el primer momento que lo escuchemos. Lo gracioso del asunto es que estas canciones repletas de amor, deseos de paz y buenos sentimientos no eran en esencia más que tópicos que provenían de las canciones tradicionales italianas que Dion conocía, pero que no tenían correlato en su propia vida de peleas callejeras en el Bronx.

Podéis encontrar el álbum aquí. También os recomiendo este blog, en español, lleno de pasión por el doo-wop y de discos para descargar.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Antes que nada felicitarte por este estupendo artículo sobre el doo-wop, practicamente nadie sabe que es esto. Me satisface encontrar un artículo que hable sobre este estilo, ya que es el gran desconocido. Felicidades por tu blog, tiene un gran nivel.

Kiko dijo...

Grandísima canción. Yo la descubrí en la versión de Del Shannon, incluida en el disco "Little town flirt" de 1961 (llegué a hablar de ella en mi blog y todo, ya que me tuvo obsesionado una buena temporada).

Gran post.

Bofifa dijo...

Anónimo: muchas gracias. Espero que te siga gustando el blog.

kiko: de hecho leí ese post en tu blog hace tiempo :-). Es una canción genial, escuchar esa voz elástica de Dion es toda una delicia.

mr_pleasant dijo...

Maravillosa canción, de esas que te pone los pelos de punta y te obliga a tatarearla sin remisión.

Estupendo artículo, al que sólo le pongo un pero: Dion era blanquísmo, y sus directas canciones una maravilla, pero no olvidemos el poderoso bagaje negro del estilo, que desembocó en los albores del soul vocal. Hay unas fantásticas recopilaciones del sello Kent, llamadas Birth of soul, donde se aprecia esa jugosa conexión.

Sin duda un género a reivindicar.

Saludos !

GRITOS EN EL CINE MUDO dijo...

pues llamadme raro pero yo, que fui un loco del doo wop en su momento, prefería los grupos blancos. Los negros solían mezcar más rithym & blues y gospel que no me gustan demasiado.
Enhorabuena por recordarnos a Dion di Mucci y...no nos olvidemos de Carlo Mastrangelo y sus Belmonts!!

Bofifa dijo...

Mr_Pleasant, creo que no me he explicado bien. Efectivamente, la raíz del doo-wop es totalmente negra, parte de estilos como el rhythm & blues y el gospel. En el artículo, cuando he dicho que es una música "blanquísima", me refería más bien a su carácter, es decir, a su inocencia, son canciones inofensivas, que expresan buenos sentimientos (de color "blanco"). Leyéndolo ahora me doy cuenta de que la forma en que uso la expresión se presta a confusión. A mí el recopilatorio de doo-wop que más me gusta es el de Rhino.

Gritos en el cine mudo: de hecho, de todo lo que he escuchado mi cantante favorito es Dion.

mr_pleasant dijo...

Gritos en el cine mudo, quizás a mi me guste más la vertiente negra del doo-wop, sin desmerecer por supuesto a los grupos blancos, por ese acercamiento o influencias que citas del gospel y R&B, géneros que tienen una presencia imprtante en mi discografía.

POr otro lado, hay una caja memorable y muy recomendable de Rhino, que supongo que es la que cita Bofifa, dedicada al doo-wop, que se llama, The Doo Wop Box, 101 vocal group from the golden age of rok & roll.

Saludos !

Bofifa dijo...

Efectivamente es ésa, mr Pleasant. Una caja genial para tener una amplia perspectiva del estilo.